Sunday , January 21 2018
Home / Bible / La Palabra Diara (LPD) / LPD0059: Predicar

LPD0059: Predicar

Mateo 4

17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Comentario

Una definición de predicar podría ser la de Propagar o extender una doctrina o una idea, haciéndolas públicas y patentes. En el caso del evangelio seria propagar o anunciar la muerte y resurrección de Jesus, mediante la cual todo aquel que cree en él es otorgado vida eterna. La predicación en la iglesia primitiva se hacía especifica en hacer esto, anunciar las buenas nuevas. Pablo dice que como apóstol (apóstol significa enviado) había sido consignado a esta tarea 1 Corintios 1:17 Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo. Al igual que los demás discípulos Lucas 9:2 Y los envió a predicar el reino de Dios, y a sanar a los enfermos. De Jesus mismo se había profetizado que haría esto mismo Isaías 61:1 El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel. Además de la predicación del evangelio, obviamente hay predicas que tratan con otros aspectos de la vida cristiana, tales como la santidad, el Espíritu Santo, la regeneración, entre otras doctrinas, pero el predicar es lo mismo, exponer o propagar la fe cristiana haciéndolas públicas.

Dios no quiere que este mensaje se quede en lo secreto 2 Corintios 4:3 Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; Por ende él quiere  que sea propagado, de hecho la biblia nos dice que la propagación del evangelio al mundo entero traería como consecuencia el fin Mateo 24:14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin. Es decir, la predicación o propagación de este mensaje al mundo entero parece ser una de las prioridades de Dios, pues no solo requiere que todo creyente predique a tiempo y fuera de tiempo, para acaparar el mayor número posible de personas lo más pronto posible, sino que nos dice que una vez hecha esta tarea viene el fin. De manera que después de ser consagrados a Dios, nuestro mandato es expandir el evangelio a través de la predicación del mismo. Esto no es una sugerencia sino más bien un mandato Marcos 16:15 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. Por lo cual Pablo lo considero una obligación 1º de Corintios 9:16 Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio! Mientras que muchos se glorían por esto y toman títulos al hacerlo Pablo lo veía como una necesidad pues siendo esclavo de Dios su deber era obedecer el mandato.

Hoy día la predica ha cambiado por completo al modelo que Jesus y los discípulos dejaron. Ahora la predica ha venido ser un show donde los exponentes hacen todo tipo de cosas en el altar,  excepto exponer y propagar claramente y debidamente la palabra. Esto ha traído una parálisis en la predica del mensaje ya que un predicador trata de superar al otro en “unción”. He visto predicadores coger un celular y decir: “ hello, es el cielo” y luego supuestamente dar profecías directamente del cielo a los oyentes. Se ha mezclado la predica o exposición del mensaje con un sin número de cosas, por ejemplo, si una persona, Ana, le dice a otra, Rebeca, que le diga a Julio que venga de inmediato pues la comida está servida, Rebeca debe limitarse a decirle a Julio el mensaje que Ana le dio, cualquier añadidura seria tergiversar el mensaje. Muchos al predicar, interrumpen la predica para dar profecías o sueños, en la biblia los profetas salían a profetizar o a predicar nunca mezclaban Jeremías 23:28 El profeta que tuviere un sueño, cuente el sueño; y aquel a quien fuere mi palabra, cuente mi palabra verdadera. ¿Qué tiene que ver la paja con el trigo? dice Jehová. Dios claramente hace la distinción, la razón es que su palabra es suficiente y eficaz y es de suma necesidad que se predique y se deje lo demás en segundo plano. La profecía, sueños, palabra de ciencia, de sabiduría, son dones del Espíritu y deben ser usados en un orden en particular (1 Corintios 14:26-33), no mezclados uno con el otro como vemos en estos tiempos. Pero nosotros debemos de predicar lo que está de acuerdo con la sana doctrina, exponerla, no solo desde un pulpito, sino también en la calle, personalmente, pues esto agrada a Dios.

Check Also

LPD0058: Fin de razonamiento y lógica

Juan 10 36 ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú …